¿ DESEA ALGUNA INFORMACIÓN ?





Dentro de los defectos congénitos se encuentran:

Microtia

Cuando el paciente presenta orejas muy pequeñas y rudimentarias, se debe realizar una cirugía reconstructiva con cartílago de costilla.

Otra opción es el uso de una prótesis confeccionada al color exacto y forma que la oreja contralateral.

Criptotia

Cuando el paciente tiene pabellón auricular pero este es deficiente en soporte en la parte superior del hélix y se dobla hacia delante formando como una caverna.

Esta cirugía tiene corrección estructural. La Dra. Martinez público un artículo sobre una técnica nueva en la revista Diagnostico.

Oreja en Abano

Esta es una de las malformaciones más comunes en la cual no se ha formado el antihelix y la oreja se ve abierta. Esto se puede combinar con una diferente gama de curvaturas de la zona de la concha. El paciente busca retroceder la oreja hacia la mastoides para que la proyección lateral de la oreja no sea tan visible.

Oreja en Abano

Esta es una de las malformaciones más comunes en la cual no se ha formado el antihelix y la oreja se ve abierta. Esto se puede combinar con una diferente gama de curvaturas de la zona de la concha. El paciente busca retroceder la oreja hacia la mastoides para que la proyección lateral de la oreja no sea tan visible.

Dentro de los defectos adquiridos se encuentran:

Las avulsiones

Avulsiones por trauma o mordedura. En estos casos se evalúa la magnitud del defecto adquirido que puede variar desde una sutura hasta pérdida de piel, grasa o cartílago en cuyo caso ya se tendría que realizar una cirugía reconstructiva.

Las deformaciones

Las orejas pueden ser deformadas por el uso de aretes pesados hasta el punto de rasgar el orificio. También pueden formarse queloides en el borde del hélix que pueden llegar a ser deformantes producto de nuevos orificios en esta zona.

Ambos requieren corrección quirúrgica y a veces aplicación de corticoides.

FORMULARIO CITAS

Proponga una cita y le estaremos confirmando a la brevedad posible.